V60 como método para preparar tu café

Cuando hablamos del método de goteo o dripper, hablamos de un método de extracción de vertido que ha resurgido en las cafeterías de especialidad con una tremenda popularidad. Los motivos más importantes para que esto haya ocurrido es la rapidez del proceso, y por otro lado, la consecución de sabores complejos que no producen ningún tipo de sedimento en taza. Ten en cuenta algo muy importante, el método con el que prepares tu café no aporta sabores, pero si que te ayudará a resaltar algunos de ellos.

Se conoce así debido a que el agua se vierte en la parte superior, descendiendo por el cono invertido a través del filtro, al recipiente desde donde puedes servirlo directamente. De aquí nace su nombre, V60, debido a la forma de V que adquiere la parte superior del accesorio. Además, normalmente cuentan con ranuras en espiral con el objetivo de formar bolsas de aire entre el filtro y dicho cono, lo que permite que el tiempo de extracción sea mucho menor.

En la parte inferior está dotado de un orificio para facilitar una extracción homogénea gracias a la velocidad con la que el agua se vacía, es decir, si vertimos el agua bruscamente hasta llenar el cono, el agua filtrará más rápido que si lo hacemos de forma más lenta.

Para este tipo de método de preparación se recomienda un molido medio-fino, ya que si conseguimos un tiempo de infusión de unos 3 minutos, obtendremos una taza muchísimo más aromática, con textura, cuerpo, acidez e incluso dulzor.

Te dejamos un video donde se explica a la perfección este método de extracción, que a nosotros particularmente, tanto nos encanta.

Pasos a seguir:

  1. Moler aproximadamente 20 gramos de café con una molienda media.
  2. Sobre la V60 colocar el filtro y vertir agua caliente para que se elimine el sabor a papel. Deshazte del agua usada.
  3. Colocar los 20 gramos en la V60 y procurar que el café se asiente de forma homogénea.
  4. Ten a mano un cronómetro. ¡Comenzamos la extracción!
  5. Coloca lentamente 45 ml de agua de forma circular sobre el café para que se humedezca.
  6. Después de 30 segundos, verter 85 ml de agua.
  7. Cuando el tiempo marque 1 minuto, verter 50 ml de agua y habrás alcanzado un total de 180 ml.
  8. Cuando se cumpla 1:30 min, verter otros 60 ml de agua.
  9. A los 2 minutos verter de nuevo 60 ml de agua para llegar hasta los 300 ml y completar el volumen total.
  10. Observa cómo baja el café. Una vez lleguemos a los 3 minutos de duración del proceso, el agua debe haber pasado a través del café por completo.

¿Habías probado alguna vez este método de preparación para tu café de especialidad? Cuéntanos en los comentarios cuál es tu favorito.

1 comment

Nunca había probado este método pero trataré de prepararlo así, mil gracias por el aporte!!!

Claudio

Leave a comment

All comments are moderated before being published

Nuestra recomendación

Seleccionamos manualmente cada uno de nuestros granos de café.

De nuestra finca, directo a tu taza.